¿Te has parado a pensar cuántas veces miras el móvil al día?

BREVES

Irene Gómez

Hace unos días el filósofo Enric Puig Punyet definía así, en una entrevista para El Mundo, la relación que tiene gran parte de la población con la tecnología:

“¿Qué señales nos indican que alguien sufre una adicción a internet? Si te digo que un amigo tiene una sustancia en el bolsillo y la consume unas 150 veces al día y que si se aleja de ella más de un metro le entra mono, me dirás que esta persona es un adicto a esta sustancia. Esto es lo que nos está ocurriendo con nuestros smartphones”.

dependencia1

Con este fragmento queda claro que cada tiempo tiene su droga de moda. Esa droga, actualmente, son las nuevas tecnologías, que provocan mayor dependencia en la juventud. En España, el 1’5% de los jóvenes ya es adicto a las tecnologías, mientras que un 21,3% está en riesgo de empezar a serlo, según datos de un estudio sobre conductas patológicas en Internet, realizado por la ONG Protégeles.

infografiamedios

Porcentajes de adicción según cada dispositivo. Fuente: iStock

Hay quienes creen que la sociedad occidental posee unos valores que  dan más importancia a lo material, lo que se ve reflejado en el uso de las tecnologías. Según este punto de vista, el abuso de estas plataformas de interacción puede suponer un problema de integración social, ya que el individuo se aísla del resto de la gente. Al contrario, otros defienden que aquel que no está inmerso en este mundo no estaría integrado en la sociedad. Consideran que la tecnología tiene más ventajas que inconvenientes ya que facilitan la comunicación y la interacción.

Las posturas están polarizadas, pero está claro que el uso de las tecnologías a lo largo del día es una acción normalizada, por lo que, a simple vista, puede resultar complicado distinguir a un adicto de alguien que no lo es. Hay que asumir que se han convertido en una herramienta fundamental de la vida diaria y que, además, su uso no siempre tiene por qué ser negativo, ya que muchas veces son un elemento facilitador de tareas. Para evitar caer en la adicción debemos ser consecuentes con ese uso y sinceros con nosotros mismos.

ninosmovil

Aun con estos indicios, los integrantes de la generación Millennials, los de la generación Z y los de todas las anteriores estamos a tiempo de evaluar nuestra situación y nuestro entorno y de darnos cuenta de que, quizás, tener tan integrado el móvil en todos los ámbitos de nuestra vida no es beneficioso. Los actuales padres deben saber que el 81% de los bebés ya tiene algún tipo de presencia en Internet al cumplir los seis meses de edad y, sin darse cuenta, están creando en sus hijos una dependencia inherente que les supondrá un esfuerzo adicional cuando tengan que desenvolverse sin conexión a internet.

“El día en que la tecnología sobrepase la humanidad, tendremos una generación de idiotas”, dijo Albert Einstein. Esto solo acaba de empezar, pero aún estamos a tiempo de pararlo en este actual universo líquido acuñado por Zygmunt Baumant.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s